SilentEvilX

SilentEvilX


 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Introducción.
Miér Oct 19, 2011 2:12 pm por pedro89x

» Nos Mudamos!!
Miér Oct 19, 2011 2:07 pm por pedro89x

» Leech Hunter De Resident Evil 0.
Dom Oct 09, 2011 1:38 pm por Leon S. Kenedy

» Ya aparecemos en Google.
Dom Abr 24, 2011 1:42 pm por pedro89x

» SEGUNDO CICLO ADMINISTRACION DE EMPRESAS! UGB 2010!
Sáb Abr 23, 2011 8:35 pm por sarutobi

» Ya tengo 100 mensajes Y el Foro tiene mas de 100 dias.
Sáb Abr 23, 2011 8:32 pm por sarutobi

» 01-Bulbasaur
Sáb Abr 23, 2011 8:19 pm por sarutobi

» 06-Charizard
Sáb Ene 01, 2011 11:38 am por pedro89x

» 05-Charmeleon
Sáb Ene 01, 2011 11:28 am por pedro89x

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Estadísticas
Tenemos 41 miembros registrados.
El último usuario registrado es Racs817.

Nuestros miembros han publicado un total de 449 mensajes en 160 argumentos.

Comparte | 
 

 Historia Resident Evil 4.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
pedro89x
Admin
Admin
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 279
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 27
Localización : Racoon City

MensajeTema: Historia Resident Evil 4.   Sáb Oct 31, 2009 3:19 pm


La historia de Resident Evil 4 está organizada en los siguientes capítulos.

CAPÍTULO 1

Leon abandona sus pensamientos cuando uno de los policías que le acompañan en el automóvil le habla esbozando un inglés más que apropiado para el remoto lugar donde se encuentra.

- ¡Tú! ¿Quién eres en realidad? ¡Vamos, cuéntanoslo! Estás muy lejos de casa vaquero.

Parece que ha pasado una eternidad desde sus tiempos de novato, desde que llegó a Raccoon City, desde el incidente con Umbrella...
Ahora trabaja como agente secreto para el gobierno de Estados Unidos y su actual misión es rescatar a la hija del presidente, Ashley Graham, que fue secuestrada días atrás cuando volvía de la Universidad. Inteligencia sólo ha logrado sacar en claro que tras su secuestro fue llevada a un pueblo escondido de España por un grupo sin identificar, y que posiblemente el responsable sea un infiltrado de la organización.





El automóvil se detiene ante un sendero y uno de los policías le indica que al otro lado se encuentra el pueblo. Leon decide bajarse y echar un vistazo por su cuenta. Siguiendo el camino llega hasta una casa. Allí encuentra a un aldeano y le pregunta por Ashley enseñándole una foto de la misma. Sin embargo, el hombre no sólo hace caso omiso a su pregunta si no que coge un hacha y sin dar la menor explicación le ataca violentamente. Leon se ve obligado a inmovilizarle de un disparo, no se explica qué ha podido conducirle a actuar de esa forma.

En ese momento escucha un ruido fuera de la casa. Un grupo de aldeanos arremeten contra el automóvil de la policía y lo empujan hacia un barranco. Leon intenta ayudar, pero ya es demasiado tarde. Tras deshacerse de los atacantes decide que lo mejor es seguir el plan y llegar a pie hasta el pueblo. Si Ashley está atrapada por esa locura el tiempo apremia...



Tras llegar a la aldea se encuentra con un panorama dantesco. Los habitantes parecen fuera de sí, han colgado atravesado por un garfio a uno de los policías sobre una hoguera y parecen decir frases sin sentido mientras montan guardia a su alrededor. Es entonces cuando se percatan de su presencia y le atacan sin darle tiempo a reaccionar. Leon se defiende lo mejor que puede, pero son demasiados. Uno a uno van ganándole terreno y, cuando parece que todo está perdido, se escucha una campana que ante su sorpresa hace que todos dejen de prestarle atención y se marchen tranquilamente.

Leon no sale de su asombro, pero tampoco quiere desaprovechar esa suerte y continúa investigando hasta llegar a un viejo caserón. Allí, escondido en un armario encuentra a una persona amordazada que parece no compartir la misma locura que envuelve al resto de campesinos. Pero no tiene oportunidad de comprobar su identidad, ya que en ese instante entra un hombre alto con varios aldeanos que en un segundo le inmoviliza y le deja sin sentido...

Cuando recupera el conocimiento se encuentra atado junto a la persona que estaba en el armario. Su nombre es Luís Sera y era policía en Madrid, pero al parecer dejó el cuerpo asqueado por la falta de aprecio que se le suele atribuir a dicha profesión. Además, Luís le confirma sus sospechas contándole que ha escuchado a varios aldeanos hablar de que tienen retenida a la hija del presidente en la iglesia del pueblo.
Es entonces cuando entra un aldeano portando un hacha con intenciones claras de agredirles, pero que gracias a un hábil movimiento combinado de ambos sirve para cortar sus ataduras. Luís sale corriendo sin mediar palabra y Leon, ahora que sabe que va por buen camino, comunica la nueva información por radio, recibiendo además la noticia de que al parecer tras los incidentes hay una secta llamada Los Iluminados.

Camino de la iglesia pasa por una casa de decoración menos rústica donde vuelve a caer presa del hombre alto. Su nombre es Bitores Méndez, y al parecer se trata del cabecilla del pueblo. Méndez le cuenta que por sus venas corre ahora su misma sangre, pero que si se pasa de listo sufrirá graves consecuencias. Entonces una extraña figura aparece descolgándose al otro lado de la ventana y dispara sobre Méndez haciendo que le suelte y se de la vuelta para lanzarse contra dicha ventana en su busca. Leon queda en el suelo extasiado preguntándose a qué se refería con portar la misma sangre y por qué le resultaba tan familiar la figura de la persona que le había salvado...

Ya se preocuparía de eso más tarde, ahora el tiempo apremia. Siguiendo el camino llega al cementerio, lugar donde se encuentra la iglesia, pero la puerta está cerrada y al parecer sólo se abre usando una llave especial que se encuentra al otro lado del lago. Sin más dilación, corre hacia el susodicho lugar y nada más llegar observa horrorizado cómo dos aldeanos arrojan el cuerpo del otro policía al agua para alimentar a una enorme bestia que mora en su interior. Con determinación, Leon no se lo piensa dos veces y usando una barca amarrada cerca de allí se interna en el lago. La bestia no tarda en notar su presencia y le ataca con agresividad dejándole sólo la posibilidad de defenderse con unos arpones que hay en la barca. Tras una encarnizada batalla logra derrotarla y llega a la otra orilla.

Sin embargo, algo no macha bien... el cuerpo no le responde, todo da vueltas a su alrededor y sin poder hacer nada al respecto cae en redondo al suelo...

CAPÍTULO 2

Cuando recupera el conocimiento se encuentra tumbado dentro de una cabaña cerca de la orilla recordando únicamente una horrible pesadilla en la que su cuerpo cedía a una extraña fuerza que lo dominaba contra su voluntad... Es entonces cuando Hunnigan, su operadora en el cuartel general le llama por radio y le comunica que ha estado inconsciente durante 6 horas y que posiblemente ese desmayo guarde relación con lo que mencionó Méndez sobre la sangre. Por lo demás, al parecer la persona que le había llevado hasta la cabaña mientras estaba inconsciente le ha dejado una nota indicándole sobre el paradero de la llave de la iglesia.

Una vez con la llave en su poder Leon vuelve sobre sus pasos, no sin tener antes un encontronazo con una criatura enorme denominada El Gigante que habían apostado los aldeanos para evitar que llegara a su objetivo. Cuando lo derrota logra entrar en la iglesia y allí por fin encuentra a Ashley, que permanecía atada en un cobertizo.



Tras tranquilizarla y ponerla al corriente de la misión de rescate, se comunica de nuevo con Hunnigan y esta le informa sobre el lugar a donde deben ir para que les recoja el helicóptero de rescate. Pero en ese instante hace acto de presencia una extraña figura encapuchada que responde al nombre de Osmund Saddler. Al parecer se trata del líder de la secta y les cuenta que ha inyectado en Ashley una especie de huevos mediante los cuales podrá controlarla una vez eclosionen en su interior. Con esto pretende demostrar a Estados Unidos su poder y sacarle dinero para lograr financiar su causa. Además Leon también está contagiado, fue inyectado cuando lo capturaron horas antes.

Aprovechando un despiste de Saddler Leon agarra a Ashley de la mano y escapan saltando por una ventana. Si antes el tiempo apremiaba ahora es urgente que lleguen lo antes posible al lugar de encuentro. Pero las cosas van a peor, los aldeanos están sobre aviso y les tienden emboscadas a cada paso, y para más INRI a mitad de camino Hunnigan les contacta de nuevo para informar que el helicóptero ha sido abatido. Aun así prosiguen y llegan hasta la puerta de salida del pueblo, que está cerrada por un mecanismo de scanner de retina. La única persona que puede abrirla es Bitores Méndez, que por suerte o desgracia aparece al poco rato y se enfrenta a Leon transformándose en una terrible criatura. Tras un cruento combate Leon le vence y le arranca su ojo de cristal, mediante el cual logra activar el mecanismo de apertura de la puerta.

El pueblo queda atrás, pero los aldeanos no se dan por vencidos y una horda de ellos les persigue hasta las puertas de un inmenso castillo obligándoles a entrar como única vía de escape...



CAPÍTULO 3

Nada más entrar Leon pierde contacto con Hunnigan y aparece Luís comunicándoles que tiene un fármaco para evitar las convulsiones ocasionadas por el parásito que le han inoculado, pero lamentablemente se le ha caído por el camino y tiene que volver a por él. Ashley le ofrece ayuda para recuperarlo, pero él insiste en que debe ir sólo, como si fuera algo personal.

Estos aceptan y prosiguen su camino en busca de una salida, hasta toparse con el dueño del castillo, un extraño personaje de baja estatura que se hace llamar Ramón Salazar. Éste está al cargo de los Iluminados, la secta creada por Saddler que mora en dicha fortaleza y rinde culto a Las Plagas, que es el nombre que le dan a los parásitos cuyos huevos llevan ahora dentro. Según comenta, él no es como los aldeanos, tiene control absoluto sobre Las Plagas y recuperará a toda costa a Ashley.



Dicho y hecho, al poco rato Ashley cae por un pasadizo víctima de una de las trampas del castillo y a Leon no le queda más alternativa que encontrarla antes de que los Iluminados lleguen a ella. En su búsqueda se topa con la persona que le había ayudado desde la ventana en su primer enfrentamiento con Méndez. Él no estaba equivocado, sus sospechas se hacen realidad.

- Leon. Cuánto tiempo...
- Ada. De modo que era verdad...

La misteriosa chica se muestra más fría que nunca y elude sus preguntas para despedirse de él gracias a una bomba de humo que llevaba incorporada en sus gafas. Leon se queda perplejo por la actitud de Ada pero no tiene tiempo para ponerse a pensar en ella, Ashley está en grave peligro...

Siguiendo su búsqueda poco más tarde se vuelve a encontrar con Luís, que le enseña una muestra del parásito. Lamentablemente, tras éste aparece Saddler que sin mediar palabra le atraviesa el pecho usando una especie de tentáculo orgánico y desaparece llevándose dicha muestra. Agonizante, Luís le cuenta a Leon que él era un científico bajo las órdenes de Saddler pero que decidió abandonar cuando descubrió el propósito de tales investigaciones. Antes de morir le da el fármaco que le había prometido.

La rabia y el dolor de Leon por la muerte de su amigo sólo se ven ligeramente aliviados cuando descubre que en esa misma sala es a donde había ido a parar Ashley. Tras deshacerse de los Iluminados que también habían llegado se vuelve a encontrar con ella y retoman su objetivo principal, escapar del castillo...

CAPÍTULO 4

En su huida se topan con una gran sala de cuyo centro cuelga una enorme colmena. Entonces una criatura con forma de insecto agarra a Ashley y se la lleva dejando a Leon a merced de decenas de otras criaturas como ella. Tras deshacerse de ellas corre en dirección a donde había escapado el primer insecto y se topa con Salazar de nuevo. Éste le comenta que van a preparar a Ashley para un ritual tras el cual será una de ellos. Leon intenta evitarlo, pero cae en una trampa que le lleva directo a las minas, en los subterráneos del castillo.

Al parecer en esas minas ocultas es donde encontraron años atrás a las plagas enterradas por los antepasados de Salazar. Éste, posiblemente manipulado por Saddler, convenció a los aldeanos para recuperarlas, sin saber que sólo permanecían dormidas esperando a ser despertadas, esperando a huéspedes a quienes controlar...



Tras enfrentarse a uno de los esbirros de Salazar, a dos gigantes e incluso a una enorme escultura con la forma de éste, logra llegar hasta una torre a las afueras del castillo en donde por fin consigue darle caza.

Sin embargo Salazar le comenta que Ashley ya ha pasado el ritual y ha sido llevada a una isla al otro lado del castillo. Entonces éste junto a su otro esbirro se fusionan con una criatura enorme con forma de planta y atacan violentamente a Leon. Tras un encarnizado combate logra derrotarles y desciende rápidamente de la torre con rumbo al embarcadero para llegar a la isla.

Es ahí donde se encuentra inesperadamente con Ada, que lo espera en una lancha...

- ¿Necesitas un paseo guapetón?
- Eh... okay...

CAPÍTULO 5

Nada más llegar a la isla Ada salta del barco aludiendo que tiene unos asuntos que solventar y deja a Leon sólo. Éste, al tomar tierra descubre que aquí las cosas no van a ser más fáciles, ya que el comité de recepción, al contrario que los aldeanos y los iluminados de las zonas anteriores, está organizado como si de un ejército experto en guerra de guerrillas se tratara. Por suerte, al momento puede localizar a Ashley y ver cómo se la llevan dentro de un edificio con forma de gran almacén industrial.

Tras superar varias emboscadas de estos enemigos e incluso enfrentarse a una nueva especie de criatura capaz de regenerarse tras ser dañada, logra alcanzar a Ashley y juntos emprenden de nuevo la huida, esta vez montados en una excavadora a través de los túneles subterráneos de la isla.



Cuando ya no pueden avanzar más bajan y prosiguen a pié.
Desdichadamente se vuelven a encontrar con Saddler, que esta vez se deja de rodeos y les enseña el control que puede ejercer sobre los parásitos que moran en el interior de ambos. Con un simple gesto de su mano inmoviliza a Leon y con otro hace que Ashley pierda toda voluntad y le siga. Para variar, Leon ha vuelto a quedarse sólo, y esta vez le preocupa más, porque lo que ha sucedido sólo puede significar que les queda muy poco tiempo antes de que Las Plagas les dominen por completo...

Afortunadamente, antes de que se la llevara había conseguido acoplarle un rastreador, y siguiendo su señal se pone de nuevo en camino. Entonces se topa con alguien al que no esperaba ver allí, un antiguo compañero de nombre Krauser al que creía muerto dos años atrás. Este no sólo le ataca si no que le revela que ha sido él quien raptó a Ashley para entregársela a Saddler, aunque sólo para ganarse su confianza y robarle una muestra de Las Plagas. Además, le cuenta que no trabaja sólo, está aliado con Ada y ambos cumplen órdenes de Wesker en un misterioso plan que al parecer tiene que ver con el resurgimiento de Umbrella.

Cuando la pelea parece inclinarse a favor de Krauser, aparece Ada y evita que éste le aseste el golpe final, demostrando con esta acción que en realidad no sigue sus mismos ideales. Tras esto ambos desaparecen y Leon prosigue su camino para quedar desolado poco después cuando se topa con el rastreador de Ashley tirado en el suelo. Aunque no tiene mucho tiempo para reaccionar, ya que una nueva criatura le ataca violentamente bajo las órdenes de Saddler.

Tras derrotarla llega hasta unas ruinas donde le espera Krauser con intenciones de acabar lo que había sido interrumpido por Ada momentos antes. Su antiguo camarada no sólo le demuestra el odio que siente por él, si no que también ha sido tratado con alguna especie de virus, posiblemente por Wesker, que le hace mutar complicando las cosas aun más de lo que estaban. No sin dificultades Leon logra vencerle pasando a la siguiente área de esa fortaleza donde, aunque parezca mentira, la situación empeora considerablemente.

El grueso del ejército de Saddler protege esa área armados hasta los dientes. Leon no tiene ni idea de cómo atravesará esta última línea cuando recibe por radio una transmisión del segundo helicóptero, que acaba de llegar y abre fuego contra todos sus oponentes. Por desgracia, aunque la ayuda hace que Leon llegue a su objetivo, un misil lo derrumba en el último instante. Saddler sonríe con satisfacción mientras Leon jura que pagara por eso.

Por fin, llega a donde Saddler retiene a Ashley. Gracias a que Ada distrae su atención, logra liberarla y ambos corren a una sala en la que, usando una máquina y con la ayuda de las investigaciones de Luís, consiguen destruir al parásito que tienen en su interior. Todo parece haber terminado, ya sólo queda huir de ese infierno...

CAPÍTULO FINAL

Llegando al puerto desde donde podrán escapar descubren que Ada no sólo falló en su intento por retener a Saddler, si no que fue capturada por éste y ahora la mantiene atada en medio de esa zona. Saddler se da cuenta de que ya no tiene control sobre Leon, porque su parásito ha desaparecido, de modo que decide echarlo todo y se transforma en una monumental criatura con intención de matar de una vez por todas al insecto que ha hecho fracasar sus planes una y otra vez.

Leon libera a Ada y se enfrenta a Saddler. Sin embargo es demasiado poderoso y no puede hacer mucho con la poca munición que le queda. Entonces Ada le tira un lanzamisiles especial con el que de un solo disparo logra destruirle de una vez por todas.



Leon respira aliviado, pero de pronto la alegría del momento se interrumpe cuando Ada aparece por su espalda apuntándole y le exige que le entregue la muestra de Plaga que se le había caído a Saddler al morir. Leon se la da a regañadientes y esta huye en un helicóptero que la estaba esperando, no sin antes entregarle las llaves de una moto acuática y avisarle que las instalaciones explotarán en menos de 3 minutos.

Leon y Ashley escapan por los pelos esquivando las explosiones de la isla.
Ahora sí que ha terminado todo y sólo queda volver a casa...



- Vamos, volvamos a casa.
- Me parece una excelente idea. Misión Cumplida, ¿no Leon?
- No del todo, aun tengo que llevarte a casa
- Esto... cuando me devuelvas a casa, ¿podríamos hacer... horas extras?
- Lo siento...
- Sabía que dirías eso, no perdía nada preguntando, ya sabes... ¿quién era esa mujer?
- ¿Por qué lo preguntas?
- Anda, venga... dímelo.
- És una parte de mi que no puedo abandonar. Dejémoslo así...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://silentevilx.forosactivos.net
 
Historia Resident Evil 4.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» miembros con el resident evil 5
» RESIDENT EVIL: Clandestine operations
» humor: japones llorica jugando al resident evil 2, muy bueno xd
» Resident evil ultratumba:habra 5
» RESIDENT EVIL GENESIS

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
SilentEvilX :: Resident Evil :: Resident Evil 4.-
Cambiar a: